30.10.11

_in the beggining...


Yo no valgo para la publicidad.

No del todo.

Y supongo que esa es la única razón por la que este blog tiene por título "Creatividad y Derivados Sintéticos" y no "Creatividad Publicitaria y Derivados Sintéticos".

A mí me atrae desvariar con una cámara de video, experimentar con sonidos salidos de probetas sintéticas, escribir absurdos guiones que puedan (o no) servir como base para alguna novela gráfica del inframundo, remezclar loops en una mesa de mezclas, diseñar aleatóriamente y, sí, también (a veces) investigar sobre la última campaña de alguna empresa de muñecos o de cuántas maneras han travestido una parada de autobús para anunciar vete-a-saber-qué. Eso es cierto.

Pero existe una remota posibilidad, por mínima que sea, de que todos esos desvarios, experimentos, aleatoriedades, planteamientos absurdos, loops e inquisiciones sirvan para preparar campañas de publicidad. Existe, y supongo que esa es la razón por la que este blog, que no se títula "Creatividad Publicitaria y Derivados Sintéticos", sí hable de creatividad publicitaria.

Y, por hablar, hablará también de la otra creatividad, de la que dice que no es publicitaria, pero que a más de un director de arte le ha inspirado para vender smartphones. De esa también toca charlar; porque la creatividad, o mejor dicho, la Creatividad, es o no es. Sin medias tintas, sin especializaciones comerciales. Puede que tenga muchas variantes, pero todas salen del mismo sitio.

Aunque no tengo mucha idea de cual es ese sitio, ni donde está, ni si Vueling vende billetes para llegar hasta allí.

¿Y los Derivados Sintéticos? Pues el resto, vaya. Un Martini preparado con vodka, en vez de con ginebra; lo último (o casi) de glitch o chiptune que nos podamos encontrar en la Red, el original vestido que llevaba una chica guapa ayer por la tarde cerca del centro o una lista de razones para dejar de una vez por todas esto de la publicidad y largarte a cultivar patatas y criar gallinas.


in the beggining...

3 comentarios:

  1. ¡Cultivar patatas es el futuro, te lo digo yo!

    ¡Bienvenido a blogger! :)

    ResponderEliminar
  2. Indudablemente, pero no lo digamos muy alto, o se pondrá (más aún) de moda.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar